Contemporary Art

2009

2009 La Busca de Averroes. La sexta mirada. Bruselas – Córdoba

Esteban Ruiz.

Título:La busca de Averroes.

Dimensión: 200 x 400 cm.

Soporte: Arpillera sobre bastidor

Técnica: Oleo, mixta.

Fecha: 2008

Descripción conceptual

La busca de Averrores” es el décimo cuento de los diecisiete que integran “El Aleph“. En el cuento, Borges nos presenta a un Averroes tratando de comprender la Poética de Aristóteles.

La busca de Averroes” es la historia de un estrepitoso fracaso por parte del Comentarista por comprender los conceptos de “comedia” y “tragedia“, al ser el teatro una costumbre ajena a la cultura árabe. Lo que más preocupa al protagonista de la historia es su comentario acerca de la “Poética” de Aristóteles, donde encuentra los términos de “tragedia” y “comedia”. Nadie, en el ámbito del Islam, comprendía lo que querían decir”.

Tras meditar sobre el tema, su atención es distraída por el cantar de unos niños que juegan en la calle, abajo, representando uno de ellos- subido a los hombros de su amigo, que figuraba ser el alminar- el almuédano, y el tercero la congregación de fieles. Poco tarda en terminar el juego, y Averroes ignora que la respuesta se ha manifestado delante suyo: el concepto del teatro, desconocido por el Comentarista, acaba de mostrarse en un inocente juego a partir del cual cobrarían sentido la comedia y la tragedia.

“Aristóteles denomina tragedia a los panegíricos y comedias a las sátiras y anatemas. Admirables tragedias y comedias abundan en las páginas del Corán”

Tras el fracaso, todo se disipa, todo desaparece. La ley de la causalidad nos lleva a un absurdo, para poder entender la tragedia y la comedia, necesitamos un previo, que es el teatro. Así fracasa la busca de Averroes

“El tema de “La busca de Averroes” es éste: si yo elijo a Averroes como protagonista de un cuento, ese Averroes no es realmente Averroes, soy yo.

Por eso, voy evocando a Averroes y al final, al final del relato, comprendo que ese Averroes es simplemente una proyección mía; entonces hago que se mire en el espejo, se mira en el espejo y él no ve a nadie, porque yo no sé qué cara tenía Averroes, y así el cuento se diluye.

Cuando dejo de pensarle, Averroes desaparece.

Analizamos aquí la eterna búsqueda de la identidad y con ella la necesidad de análisis e introspección para poder reconocernos a través de las ideas que configuran nuestro pensamiento. Si no realizamos de una manera constante este ejercicio, que nos propone de una manera muy aguda Borges, perderemos nuestra identidad y desapareceremos, nos diluimos en la masa y en su pensamiento común, homogeneizado, dirigido.

Esta fatuidad de las ideas, que aparecen y desaparecen, nos sorprende al conocer que sistemas de representación, como el teatro y sus conceptos de tragedia y comedia que fueron tan populares el la historia griega, pueden llegar al olvido por la desidia de los hombres, incluso en un gran erudito.

La importancia del contexto en la Córdoba medieval, que en ese momento es el centro del renacimiento intelectual y sensible del mundo, es de vital importancia para comprender el argumento por donde nos deriva el autor. De ahí las descripciones tan detalladas y placenteras que nos relata el autor.

Sentí que la obra se burlaba de mí. Sentí que Averroes, queriendo imaginar lo que es un drama sin haber sospechado lo que es un teatro, no era más absurdo que yo, queriendo imaginar a Averroes, sin otro material que unos adarmes de Renan, de Lane y de Asín Palacios. Sentí, en la última página, que mi narración era un símbolo del hombre que yo fui, mientras la escribía y que, para redactar esa narración, yo tuve que ser aquel hombre y que, para ser aquel hombre, yo tuve que redactar esa narración, y así hasta lo infinito. (En el instante en que yo dejo de creer en él, «Averroes» desaparece.)
El mundo lo configura nuestros pensamientos. Si dejamos de imaginar, el mundo desaparece


Descripción técnica

La obra consta de dos telas sobre bastidor y tablero de 200 x 200 cm cada una lo que nos dá una superficie total de 200 x 400 cm. La arpillera es protegida con una imprimación de carbonato cálcico y látex que la estabiliza y sirve de superficie para pintar. La técnica pictórica es mixta aunque el óleo cuenta como protagonista. Con diferentes cargas de pintura extendida con plana se configura sobre un fondo muy rico en matices, las figuras principales, que van tomando sentido con el contraste que le configura el betún de Judea.

La Busca de Averroes.Vista general de la sala.

La Busca de Averroes.Vista general de la sala.

La sexta Mirada.

La Sexta Mirada es una exposición comisariada por Esteban Ruiz que se exibió en el Instituto Cervantes de Bruselas y en la Casa Gongora de Córdoba en el año 2008 y 2009


Texto de Comisariado

Esteban Ruiz

Todo lo que ahora era verdad, había sido alterado. Todo lo que ahora era verdad, había sido verdad eternamente y lo seguiría siendo. Era muy sencillo. Lo único que se necesitaba era una interminable serie de victorias que cada persona debía lograr contra su propia memoria. A esto le llamaban “control de la realidad”. (…) Saber y no saber, hallarse consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer sin embargo en ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella, creer que la democracia es imposible y que el Partido es el guardián de la democracia; olvidar cuanto fuera necesario olvidar y no obstante, recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo; y, sobre todo, aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo. Ésta era la más refinada sutileza del sistema: inducir conscientemente a la inconsciencia, y luego hacerse inconsciente para no reconocer que se había realizado un acto de autosugestión“.
George Orwell, “1984”

Es complejo pensar sobre Córdoba si caer en tópicos. Recabar en lo heredado y no quedarse anclado en ese tiempo. Pero, aun así, es necesario conocer ese relato para poder vestir un argumento que funda la emoción impregnada de su historia, con el increíble legado intelectual que esta ciudad ha regalado al mundo.

Nuestra estética actual, en su construcción, pasa necesariamente por Córdoba y su estoicismo. Los conceptos,” honestum”, “pulchrum”, “bonum” y “decorum”, “utile” y “aptum” los relaciona Cicerón en su “De Officis”, bebiendo del las tradiciones platónicas, aristotélicas y estoicas, pasando luego a San Agustín.
Otro camino es el de Avicena que bebe de fuentes griegas. “La belleza o decorum, dicen los arabes, es la cualidad que posee una cosa cuando es tal como debe ser”. Organizan el ritmo y revisan con el álgebra la relación del hombre con el espacio, situandolo de la manera mas certera que ha permanecido hasta nuestros días.
Aristóteles incide en el saber y el estoicismo en el hacer. Entre los romanos, Cicerón concibe la retórica como una disciplina y Quintiliano como un arte practico, “el arte es una capacidad que procede metódicamente, es decir, con orden”. Por eso los estoicos contemplan los dos matices aproximandose ya, en muchos aspectos a la concepción moderna del arte.
Ciceron insiste en el carácter disciplinado del arte. El arte, dice, presenta dos formas: como saber y como realización: “Ars duplex, una in ascientia, alia in actu” (el arte es doble, teórico y practico) (1)

Quiero estas referencias, para argumentar el guión de la exposición “La Sexta Mirada” en la que reencontramos nuevas vías de interpretación del desarrollo creativo, basado en la erudición del proceso intelectual y articulado gracias a la referencia que nos une: Córdoba.

Retomamos con la selección de estos ocho artistas, al estudioso, al analítico, al imaginativo, al comprometido, al coherente con su entorno físico y emocional.  Y reivindico como nefasto en el arte, la relegación que han tenido las formas de pensamiento artístico, llevadas a cabo  a través del análisis y la observacion de los hechos.

Las obras presentadas por los artistas, aunque locales en su enfoque, se hace universales por la transcendencia de los conceptos. Aunque, vuelvo a repetir,  afrontadas desde lo local, desde lo que se conoce, y desde donde hay una verdadera implicación emocional.

Llevamos demasiado tiempo sufriendo la justificación de un arte global creado fuera de las instancias artísticas y siguiendo la estela de los discursos sociales y económicos que reivindican un Global Village.

Este multiculturalismo, es una manera de reprimir la individualidad que fundamenta el humanismo, ya que no respeta en absoluto lo que dice respetar; la singularidad.

“Esta contradición del pensamiento globalizado hace que exista un poderoso descuadre, una contradicción, una desconexión considerable entre la acción realizada y el objetivo perseguido”.(2). Camus nos insiste también sobre la intensidad del descuadre entre la acción y el fin u objetivo en  “Le Mithe de Sisyphe”

Finalmente, nos hemos arropado en la globalización cultural para denostar otras formas diferentes de pensamiento, y nos escudamos en ella para anular cualquier conato de individualidad que se oponga a la uniformidad impuesta desde las estructuras generadoras de ideas. Hoy es bien visible una estética homogeneizada, estructurada dentro de una industria cuyo objetivo es el consumo de productos artísticos. Sin mas. Este consumo se articula en la anulación del individuo y de sus referencias que, al fin y al cabo, son las que nos confieren la riqueza de la diversidad de opiniones.

Al contrario de lo que podríamos pensar y de los objetivos que nos propone esta globalización en sus postulados, hoy, tras la imposición de este sistema que propone evitar los problemas que se derivan de las diferencias culturales, nos encontramos, en realidad, en una gigantesca “cage aux folles”, con enfrentamientos violentos, y la mayor intransigencia cultural que haya tenido el ser humano a lo largo de su historia.

El arte es interpretación, en el momento que se aunan los criterios de interpretación y se homogeneizan, entramos en un arte dirigido. El arte solo cabe desde la individualidad del creador y desde su libre interpretación de esta realidad; y esta individualidad, es la que genera e identifica el arte.

Si Voltaire escribiera hoy un nuevo “Traité sur la Tolérance“, posiblemente ampliaría su crítica mas vehemente a la globalización, como paradigma de la intolerancia.

Me ha parecido emocionante, sugerir a los artistas que intervengan a partir de una lectura de su ciudad, verdaderamente cercana e influyente en la argumentación de sus obras. Esto ha hecho posible la construcción de una exposición con gran solidez en sus fundaciones y resistente a cualquier embite externo. Soy consciente del enfrentamiento que esto supone con estéticas que considero humo creativo y que en muchos aspectos se han diluido junto a logros sociales. Estas se escudandose en la inmediatez, en lo instantáneo, el placer de lo inmediato e inconsecuente.

Considero justo, por lo valioso que tiene esta exposición, comenzar a poner en cuestión un arte que se ha supuesto exclusivo por su intransigencia con los artistas intelectuales, sobre todo en entornos locales y debido a la mediocridad de los analistas.

Este arte con pies de barro se empiezan a desmoronar como la economíaque los ha mantenido. Por el contrario, nos encontramos en “la sexta mirada”, por parte de los artistas, con un ejercicio de honestidad y compromiso, que permanecerá en nuestra memoria y nos hará descubrir una ciudad que aunque haya sido redescubierta en múltiples ocasiones, nos va ha facilitar una nueva lectura que la hará mas cercana a cada uno de nosotros.

Esteban Ruiz

(1) Edgar de Bruyne. “la estética de la edad media
(2)Christian Morel. “Les Décisions Absurdes” Sociologie
des erreurs radical et persistantes.

Esteban Ruiz en el Instituto Cervantes de Bruselas

Esteban Ruiz dialoga con el Ministro de Asuntos Exteriores Miguel Angel Moratinos

Esteban Ruiz conversa con el Ministro de Asuntos Exteriores Miguel Angel Moratinos

Imagenes del montaje de la exposición en Bruselas e inauguración con el Ministro de Asuntos exteriores Miguel Angel Moratinos

Talleres Internacionales de Arte Contemporaneo

El Pais

El Día de Córdoba

20 minutos

ABC

Diario Córdoba

RTVA

Supersticiones

 

 

 

 

Moby Dick, Enlace, Esteban Ruiz  MOBY DICK EXHIBITION

esteban ruiz talleres de creatividad para empresas y ejecutivos

TALLERES DE CREATIVIDAD

Anuncios